10 Claves Para Cuidar la Salud

Cómo Cuidar la Salud

10 Claves Para Cuidar la Salud

«La Salud no es tan solo la ausencia de enfermedad»

Hannah Green.

Las Claves para Cuidar tu Salud no necesariamente se aplican cuando estás enfermo, es algo más allá que eso. Se trata de mantener una vida equilibrada que asegure tu buena salud y así disminuir al máxima las ocasiones de enfermedad.

¿Qué aconsejan los expertos para mantenernos sanos?

Aquí te dejo 8 claves que son en realidad buenos consejos para asegurar tu bienestar en general.

1) Mantener la mente ágil y despierta

Nuestra mente es el órgano más eficiente que tenemos. Su interés es ahorrar al máximo la energía y continuamente busca la forma de hacer los procesos de una manera más económica energéticamente hablando.

¿Te ha pasado que cuando entras a tu casa no te acuerdas cómo abriste la puerta y no sabes exactamente dónde dejaste la llave después de usarla?

O…. mientras conversas con tu pareja en el desayuno, ni te diste cuenta cómo fue exactamente que preparaste el pan que estás comiendo?

La mente siempre busca los actos repetitivos, porque de esa manera construye caminos neuronales para realizar esas actvidades en forma automática, sin que tengas que pensar en hacerlo.

Este mecanismo es muy bueno para ciertas cosas. Por ejemplo, cuando aprendemos a andar en bicicleta o cuando aprendemos a conducir el auto. Nos permite ocupar la mente en el camino y en la señalética, mientras nuestros pies y manos conducen casi automáticamente el vehículo haciendo los cambios o frenando antes que tomemos conciencia de la luz roja que tenemos adelante.

Sin embargo, cuando los actos repetitivos empiezan a invadir todo nuestro quehacer o cuando definitivamente dejamos de ser creativos, todo se vuelve rutinario y empezamos a andar como robots.

Para evitar esto, mantén tu mente activa presentándole desafíos nuevos. La mente se entusiasma cada vez que encuentra algo nuevo y si lo planteas como desafío es mejor.

Realiza crucigramas, desafía tu mente con Sudokus, lee un libre nuevo cada cierto tiempo, aprende un nuevo idioma. Busca aquello que te entusiasma y esfuerza tu mente planteándole retos cada vez más novedoso y exigentes.

2) Cuida las relaciones interpersonales

Nosotros los seres humanos somos seres reticulares. Significa que nos relacionamos entre sí formando verdaderas redes de interconexión.

Me explicaba a mi un gran sacerdote cuando hablábamos de esto, que nuestras relaciones interpersonales son como una red de araña conectada a distintas partes de las paredes aledañas para sostenerse en el aire.

Si empiezas a cortar uno a uno cada uno de esos hilos que la sostienen, finalmente la telaraña terminará cayendo al piso. Lo mismo nos pasa a nosotros con nuestras relaciones interpersonales. Debemos cultivar cada uno de esos “Hilos” que nos conectan con nuestros familiares, nuestros amigos, nuestros vecinos, nuestros amigos del club, etc…

Mientras más conexiones sociales tengamos mucho mejor “Sostenida” será nuestra vida.

Para ello preocúpate de

  • Participar en grupos de amigos, donde puedas intercambiar opiniones, hablar de los libros que lees, jugar a las cartas o a algún otro juego

  • Cultivar amistades antiguas, ex-vecinos, compañeros de colegio o de la universidad. Invítalos a tu casa, sal a tomar café con un amigo distinto cada semana.

  • Participar en grupos de aprendizaje. Hoy por hoy existen muchas actividades organizadas por instituciones como las Cajas de Compensación que desarrollan actividades para la tercera edad, como grupos de entrenamiento de la memoria, baile entretenido, yoga para la tercera edad, etc.

  • Participar en alguna organización sin fines de lucro en ayuda de la comunidad.

 

3) Dedícale tiempo a tu Hobby favorito

Cuando realizamos una actividad placentera, como las actividades propia de nuestro hobby favorito, se liberan hormonas del bienestar que además de entretenernos nos ayudan a ser cada vez más creativos. Algo que nuestra mente siempre desea hacer.

Practicar Jardinería:

Según estudios realizados por expertos en la Universidad de California (USA), señalan que cultivar la jardinería contribuye a preservar la salud en general, ya que disminuye el estrés, baja la tensión arterial y evita la depresión.

Aprender a tocar un instrumento musical

Según un estudio realizado con gemelos en el Instituto Karolinsca (Suecia), se encontró que la música y especialmente aprender a tocar un instrumento protege el cerebro y previene el deterioro cognitivo. Según los estudios, la música relaja, disminuye la ansiedad y reduce la frustración.

4) Reconoce tus emociones y acéptalas

Demás está mencionar que las emociones tienen una directa relación con nuestra salud.

Emociones de alta frecuencia como la alegría, la gratitud, la esperanza y el orgullo promueven un mejor estado de ánimo que aquellas de baja frecuencia como la tristeza, el miedo, la angustia, la ansiedad, la culpabilidad y la ira.

Por eso la importancia primero de reconocer la emoción que estés sintiendo y, luego de aceptarla, buscar la forma de reducir su efecto negativo en ti.

Para enfrentar tus emociones puedes seguir los siguientes pasos:

  1. Cuando sientas una emoción desagradable trata de identificar lo que sientes. Define la emoción que estás sintiendo: miedo, celos, angustia, etc.

  2. No reprimas tu sentimiento.

  3. Saber por qué te estás sintiendo así

  4. No culpes a nadie

  5. Acepta toda emoción como algo natural y entendible.

5) Descubre qué te provoca estrés y aprende a regular su efecto en ti.

El estrés es muy necesario, es un mecanismo que nos permite estar alertas y enfrentar algún acontecimiento que nos provoca desafíos en mayor o menor grado. Sin embargo, no debe ser sostenido en el tiempo, de lo contrario se vuelve en contra nuestra.

Cuando el estrés provoca ansiedad o miedo y se mantiene por varios días o semanas, corremos el riesgo de enfermarnos y afectarnos emocionalmente.

Por esto es necesario identificar lo antes posible qué es lo que te provoca el estrés. Una vez identificado, revisa cómo puedes minimizar su efecto ya sea aplicando técnicas de regulación emocional o evitando aquellas circunstancias que te provocan estrés.

Para reducir el estrés y la ansiedad baja y lee mi libro “5 pasos para reducir el estrés y la ansiedad” pinchando aquí.

6) Cultivar hábitos de alimentación equilibrados

Ya lo decía Hipócrates:

Haz de tu alimentación tu mejor medicina”

Lo que comes afecta directamente a tu salud. Por lo tanto alimentarse equilibradamente significa cultivar hábitos de alimentación que contribuyan a una dieta balanceada, aportando los nutrientes necesarios y evitando aquellos alimentos que puedan afectar nocivamente a tu cuerpo.

Aquí se aplica perfectamente la frase del orador, escritor y político romano llamado Cicerón:

Hay que comer para vivir, no vivir para comer”

7) Practicar alguna actividad física

La actividad física además de oxigenar y robustecer el cuerpo, libera hormonas del bienestar y felicidad. Una actividad física que se practique regularmente propicia un estado de bienestar suficiente para reducir el estrés, ayudando además a mejorar el estado físico del organismo entregando mayor capacidad energética.

Estudios señalan que la actividad física permite aumentar el volumen del cerebro disminuyendo las probabilidades de alguna enfermedad como el Alzheimer. Además algunos de estos ejercicios permiten mejorar las relaciones sociales como el baile por ejemplo, evitando la soledad que es uno de los factores principales que contribuyen a sufrir depresión y deterioro cognitivo.

Puedes practicar cualquier actividad física que te guste, como por ejemplo:

  • Footing

  • Bicicleta

  • Caminata al aire libre

  • Baile

  • Yoga

8) Dormir bien

La BBC publicó hace un tiempo un artículo sobre las horas que se deben dormir según la edad.

Puedes leer ese artículo haciendo click aquí.

Según ese artículo los expertos señalan que los adolescente deberían dormir entre 8,5 y 9,5 horas y los adultos entre 7 y 9 horas diarias.

Adicionalmente indican los siguientes consejos para poder dormir bien:

  • Mantener un horario de sueño, incluso los fines de semana.

  • Practicar una rutina para dormir relajado.

  • Hacer ejercicio físico a diario.

  • Asegurar condiciones ideales de temperatura, ruido y luz en el dormitorio.

  • Dormir en un colchón y una almohadas cómodos.

  • Tener cuidado con el alcohol y la cafeína.

  • Apagar los aparatos electrónicos antes de acostarse.

9) Cultivar la meditación

Aún cuando pareciera difícil, es posible empezar a practicar la meditación mediante Mindfulness, una técnica que busca la atención plena concentrándose en la respiración. De esa manera reduces el estrés, uno de los factores que produce efectos cognitivos y deterioro progresivo de la salud.

10) Disfrutar la vida

Estamos de paso por este mundo, lo sabemos.

Si es así ¿por qué no aprovechar de disfrutar cada minuto, cada segundo del tiempo que estemos acá?

A veces olvidamos agradecer y vivimos nuestra vida rutinaria, volviéndose monótona, sin percatarnos de aquellas pequeñas cosas que nos dan felicidad:

  • Un delicioso café en la mañana

  • Disfrutar un momento agradable con la pareja o con un amigo cercano

  • Reencuentro con algún familiar después de un largo tiempo sin verlo

  • Disfrutar de la naturaleza

  • Agradecer por el sol que ilumina y nos calienta en una tarde de descanso

  • Una siesta reparadora.

  • Etc…


Carlos Schafer Ramos
   Terapeuta en Biomagnetismo Médico
   Coaching y Mentoring en Técnicas de Regulación Emocional

www.imanesQueSanan.cl
32-314 0890 / +56 9-8628 1329
info@ImanesQueSanan.cl
Atenciones en Viña del Mar y Santiago

Sígueme a través de
    Facebook: @carlos.schafer.ramos
    Instagram: schafer.carlos

Descarga mi eBook gratuito

“5 Pasos para Reducir el Estrés y la Ansiedad”
https://eBook.imanesquesanan.cl

Share this post