Artritis Reumatoidea: ¡Qué comer y qué evitar comer!

Artritis Reumatoidea: ¡Qué comer y qué evitar comer!

La Artritis Reumatoidea (AR) es un tipo de artritis que afecta cualquier articulación sin embargo es muy común que afecte principalmente los dedos y las muñecas. Las molestias que causa son dolores fuertes, inflamación de las articulaciones y pérdida de movilidad.

Entre los tratamientos disponible se encuentran el Biomagnetismo Médico con el que, gracias al Par Biomagnético, es posible encontrar la raíz de la afección permitiendo actuar en la base de la enfermedad, obteniendo beneficios prácticamente desde la primera sesión.

ALIMENTACIÓN Y AR

Recientemente leí un artículo asociado a la alimentación adecuada para personas que padecen AR. Obviamente una alimentación equilibrada es fundamental para conservar la buena salud en general. En esa misma línea, obtener los nutrientes adecuados puede influir positivamente en una persona con AR, ayudando a reducir la inflamación y disminuir los tan molestos dolores.

Pensando en ofrecer un complemento a cualquier tratamiento contra la AR, me puse a buscar información sobre nutrientes y encontré una serie de artículos que abordaban este tema. Los agrupé y resumí en un listado de alimentos beneficiosos y otros que más vale la pena evitar cuando se padece esta enfermedad.

ALIMENTOS BENEFICIOSOS PARA LA ARTRITIS REUMATOIDEA

1) Salmón 

El salmón es una buena fuente de ácidos grasos omega-3. Estos ácidos grasos ayudan a reducir la inflamación sistémica (de todo el cuerpo). Dos de ellos se denominan EPA y DHA (por sus siglas en inglés).

Los aceites de pescado ricos en omega-3 también pueden ayudar a evitar la inflamación. Es conveniente evitar consumir pescado frito, apanado o preparado con salsas grasosas.

Si prefiere omitir o no le gusta el pescado, obténgalos de fuentes tales como frijol de soya (tofu o edamame), nueces, linaza, aceitunas y sus respectivos aceites. Si toma suplementos de aceite de pescado, la dosis recomendada de ácidos grasos esenciales es 3.8 gramos/día de EPA y 2 gramos/día de DHA.

2) Aderezar las ensaladas con aceite de oliva y vinagre

Es conveniente evitar aderezos con crema, mantequilla o aceites hidrogenados. El usar aceite de oliva y vinagre como aderezo ayuda a evitar el dolor de las articulaciones. Asimismo, el aceite de oliva es excelente por su contenido en polifenoles, que son antioxidantes y que ayudan a evitar la inflamación de las articulaciones.

3) Frutas cítricas 

Los cítricos son ricos en vitamina C, indispensable para un sistema inmunológico sano, sin embargo algunos estudios médicos han revelado que las frutas cítricas pueden agravar la inflamación artrítica en algunos pacientes. De todas formas, Arthritis Foundation recomienda consumir vitamina C con moderación: 75 mg diarios las mujeres y 90 mg diarios los hombres. Si quieres añadir más vitamina C a tu dieta, la puedes obtener comiendo alimentos como fresas (frutillas), guayabas, kiwis, papayas y brócolis.

4) Jenjibre 

El jengibre tan común en la comida japonesa y china, ayuda a reducir el dolor de rodillas por osteoartritis y tiene propiedades antiinflamatorias. Se usa en preparaciones como Teriyaki de pollo o salmón, sushi, pollo al jengibre, entre otras.

Asimismo, se puede tomar en tés o aplicar en forma tópica alguna pomada con jengibre para ayudar a mitigar el dolor e inflamación.

ALIMENTOS A EVITAR

Algunos alimentos, debido a sus componentes, pueden contribuir a aumentar la inflamación y con ello producir dolor articular. Por esta razón, aquellas personas con AR les conviene evitar consumir los siguientes alimentos:

1) Productos lácteos 

Los lácteos son uno de los enemigos principales de las personas que sufren de artritis. Esto se debe a la caseína, una proteína que se encuentra en productos como la leche, el yogur y la crema. La caseína puede causar inflamación y dolor en las articulaciones. En vez de obtener las proteínas de los lácteos, obtenlas de vegetales como las espinacas, granos como los porotos, las lentejas, la quínoa y si prefieres, del tofu.

2) Carnes Rojas

Si padeces de artritis evita la carne roja a toda costa. Estudios demuestran que algunas personas que consumen carne roja en abundancia duplican el riesgo de padecer artritis reumatoide. La carne roja es alta en hierro, y este mineral causa daños en los tejidos; lo que degenerará en hinchazón y dolor en el cuerpo. En lugar de esta, opta por consumir pescados como el salmón y el atún, ricos en omega-3.

3) Grasa de origen animal y grasas trans

Evitar las grasas saturadas (de fuentes animales, como mantequilla, manteca y carnes) y las grasas trans (abundantes en algunas comidas rápidas, productos procesados y alimentos chatarra). Ambas aumentan el colesterol en la sangre y la producción de proteína C reactiva, que es un indicador de inflamación. El azúcar también aumenta la inflamación.

Conclusiones

Si bien en este artículo hablamos de la Artritis Reumatoidea, las recomendaciones indicadas sobre alimentación se aplica también para cualquier tipo de artritis.

Según mi experiencia y dados los resultados obtenidos en mi consulta, además de tomar en cuenta estas sugerencias de alimentación, ya sea si está en tratamiento médico o aún no, recomiendo contactar a un terapeuta en biomagnetismo.

Con la terapia del Par Biomagnético, el terapeuta hará una revisión completa del organismo, contribuyendo a desactivar cualquier microorganismo que pudiera estar produciendo la inflamación de las articulaciones.

Fuentes:


Carlos Schafer Ramos
   Terapeuta en Biomagnetismo Médico
   Coaching y Mentoring en Técnicas de Regulación Emocional

www.imanesQueSanan.cl
32-314 0890 / +56 9-8628 1329
info@ImanesQueSanan.cl
Atenciones en Viña del Mar y Santiago

Sígueme a través de
    Facebook: @carlos.schafer.ramos
    Instagram: schafer.carlos

Descarga mi eBook gratuito

“5 Pasos para Reducir el Estrés y la Ansiedad”
https://eBook.imanesquesanan.cl

Share this post