Cómo dejar de fumar

Cómo dejar de fumar en cuatro sencillos y poderosos pasos

En mi juventud fumé demasiado, un día decidí dejar de hacerlo; me costó, pero lo logré.

Cómo dejar de fumar resulta ser algo no muy sencillo de conseguir. En este artículo te ofrezco mi experiencia personal de cómo conseguí dejar este hábito mediante cuatro poderosos y sencillos pasos.

El 31 de Mayo es el día que la OMS celebra el día internacional sin fumar. Esto me motivó a escribir sobre mi historia personal y mi relación con el cigarrillo.

Viví mi niñez en un ambiente con muchos fumadores a mi alrededor. En esos tiempos no había mucho control y se podía fumar prácticamente en cualquier lugar.

Mi padre estaba tan involucrado con ese hábito que recuerdo que siempre prendía un cigarrillo entre plato y plato de comida a la hora del almuerzo.

Cuando le pregunté por qué lo hacía y el me respondió:

No sé, de repente me doy cuenta que tengo el cigarrillo prendido entre mis dedos”.

Era algo que hacía sin pensar.

Al crecer en ese ambiente lleno de humo, reforzado por mi gran admiración por mi padre y sobre cada cosa que él decía o hacía, me llevó a adquirir el hábito de fumar. Nunca lo hice hasta que cumplí la mayoría de edad. Era una forma de respetar la imagen de autoridad que me infundía él.

Sin embargo, en muy poco tiempo empecé a sufrir las consecuencias del tabaco en mi cuerpo:

  • Carraspera constante

  • Tos de fumador; tosía desde la mañana a la noche

  • Dependencia absoluta del cigarrillo; prendía el primero a las 7:00 am todos los días

  • Los resfriados me afectaban inmediatamente mi garganta

  • Cansancio constante

  • Cuando hacía actividad física me ponía a toser de inmediato y provocaba molestas secreciones en la garganta.

Un día decidí dejar de fumar. Fue para uno de mis cumpleaños y me sorprendí lo rápido que pude hacerlo. ¡De un día para otro!

En mi mente tenía pensado dejar de fumar por un año exacto.

Y lo hice, no fumé un solo cigarrillo durante todo ese año.

Al cumpleaños siguiente, después de sentirme feliz por esta gran hazaña, me sentí como Súperman.

Entonces cometí mi más grave error. Decidí volver a fumar “Racionalmente”, controlando cada cigarrillo que fumaba para no volverme adicto nuevamente.

La “Racionalidad” duró un solo día.

Al día siguiente volví a fumar tanto como el último día que había dejado de hacerlo un año atrás.

Comprendí en ese momento que de verdad nunca dejé de ser fumador. Sólo me había dado un respiro por unos 12 meses, sabiendo que después volvería a la adicción del tabaco. “Me tenía atrapado”.

Y vaya de qué manera me tenía atrapado el tabaco. Mis molestias a causa del cigarrillo se acrecentaron. Ya no disfrutaba de las comidas, no les sentía ni el aroma ni el sabor.

Mi garganta se inflamaba con cualquier cambio de temperatura y no podía hacer ejercicios sin ponerme a jadear en todo momento.

Traté de dejarlo de nuevo en muchas oportunidades; sin éxito. Lo que más duraba eran 5 a 7 días y luego volvía a fumar con la misma o mayor frecuencia que antes.

En mi interior pensé que para poder dejarlo de nuevo, tenía que tomar una decisión poderosa y definitiva:

“Debo decidir NUNCA más probar siquiera

una sola bocanada de humo”.

Aproveché un viaje de estudio a la ciudad de Concepción que hice el mismo año que me titulé de Ingeniero, para reforzar esta decisión.

Recuerdo perfectamente que me compré una cajetilla de unos cigarrillos muy caros que eran los que más me gustaban.

Y me propuse que esa era la última que me compraba. A la vuelta de mi viaje yo dejaría de fumar definitivamente.

Fue una promesa solemne que me hice a mi mismo.

Y la cumplí.

Disfruté al máximo esa cajetilla. Recuerdo que al regresar de mi viaje, quedaron como 5 o 6 cigarrillos en la cajetilla que dejé sin tocarlos nunca más.

Pero no fue muy fácil. El síndrome de abstinencia fue feroz.

En es tiempo habían unas pastillas de caramelo que me gustaban y cada vez que yo sentía deseos de fumar, me echaba a la boca un puñado de esas pastillas. Mientras tuviera algo en la boca no podía prender un cigarrillo y fumar.

A veces reemplazaba las pastillas por un pedazo de pan u otra cosa que sirviera para mantener ocupada mi boca.

Obviamente subí de peso, pero en esa oportunidad prefería engordar a tener que depender del tabaco nuevamente. Después solucionaría lo del peso.

Concentrándome en el día a día, cada noche me felicitaba por haber cumplido un día más sin fumar.

Los momentos más difíciles eran cuando mis amigos fumaban en mi presencia y yo tenía que decirles que “no” cada vez que me ofrecían un cigarrillo. Algunos eran muy insistentes, sin embargo, logré vencer la tentación con la frase “Gracias, ya no fumo” y mentalmente me repetía “ ya no fumo nunca más”

A los pocos meses empecé a disfrutar los beneficios de dejar de fumar.

Lo máximo de mi experiencia de disfrute fue cuando junto a un grupo de amigos realizamos una excursión al Cerro “La Campana” en Olmué. Salimos muy temprano, con el objetivo de llegar lo más alto que se pudiera. Llegar a la cima significa subir hasta los 1880 m de elevación, por un sendero que se hace cada vez más escarpado.

Iniciamos nuestra caminata y al momento de divisar los primeros rayos del sol, escuchando el cantar de los pajaritos, mis fosas nasales empezaron a captar aromas que hacía mucho tiempo no percibía:

  • La vegetación húmeda

  • El aroma de la brisa matutina, fresca y cargada con aromas a flores.

  • El perfume de la tierra húmeda.

Me detuve por un buen rato a disfrutar de eso.

Sentí una gran alegría lo que reforzó aún más mi decisión de no fumar más.

Fue tanta mi alegría que, cuatro horas después, logré llegar a la cima con mucho esfuerzo y una gran satisfacción que hinchó mi pecho llenándolo de puro orgullo.

Los días siguientes seguí disfrutando de aromas y sabores deleitando mi paladar con manjares que hacía tiempo que había dejado de percibir.

Lo que aprendí al dejar de fumar

La lección que me ha quedado para el resto de mi vida con respecto a esta experiencia la resumo en lo siguiente:

Cuando quieres conseguir una meta u objetivo

  1. Analiza bien qué es lo que quieres lograr y “Toma la Decisión”.
    • Muchas veces no tomamos decisiones verdaderas, más bien declaramos un principio de buena intención pero no va acompañada de una decisión verdadera, definitiva.
  2. La decisión verdadera debe ir acompañada de una Resolución.
    • La Resolución según Jim Rohn es: “Prometerse a uno mismo que jamás vas a abandonar”
  3. Une tu decisión y resolución a una emoción muy fuerte.
    • La emoción es la responsable de materializar lo que te propones
  4. Concéntrate en los pequeños pasos.
    • Visualiza cada paso que das como la meta más inmediata que debes cumplir y felicítate cada vez que cumples esa pequeña meta.

 

Si tu quieres dejar de fumar o conseguir algún propósito en tu vida, te recomiendo que apliques esta secuencia de 4 pasos. Más adelante ahondaremos un poco más en cada uno de estos pasos y los uniremos con otras herramientas que ayudarán, complementando en el proceso de cambio hacia una vida mejor y más sana.

¿Qué te parece este artículo? ¿Te gustó?
¿Qué otros temas te interesaría que comentáramos en mi blog?

Déjame tus opiniones y aportes en la sección de comentarios de más abajo.

¡Me interesa tu opinión! Escríbeme


Carlos Schafer Ramos
   Terapeuta en Biomagnetismo Médico
   Coaching y Mentoring en Técnicas de Regulación Emocional

www.imanesQueSanan.cl
32-314 0890 / +56 9-8628 1329
info@ImanesQueSanan.cl
Atenciones en Viña del Mar y Santiago

Sígueme a través de
    Facebook: @carlos.schafer.ramos
    Instagram: schafer.carlos

Descarga mi eBook gratuito “5 Pasos para Reducir el Estrés y la Ansiedad”
https://eBook.imanesquesanana.cl

La Libertad Emocional

¿Has dormido alguna vez con un tigre?
Qué pensarías si por la mañana te despiertas rodeado de una manadgoodwp-com-17730a de tigres.

¿Cómo te sentirías? Estarías cómoda/o y relajada/o? ó…
Más bien estarías asustada/o y nerviosa/o?

Cuando preguntamos esto en la presentación de uno de nuestros talleres, hubo respuestas de las más diversas. Unos definitivamente ni por nada estarían junto a un tigre, otros dijeron sentirse contentísimos de poder tocar y “dormir” con uno de esos felinos.

Cualquibocatigre1era sea tu emoción frente a esta pregunta, esta será idéntica a la emoción que sientes cuando te enfrentas a tus desafíos personales (Por decisión propia me refiero como “Desafíos” a lo que la gente comúnmente llama “Problemas”, es más motivador).
Te aseguro que más de alguna vez estuviste durmiendo con un tigre o “Despertaste” rodeado de ellos. Cada vez que te ha costado quedarte dormida/o en la noche o despiertas preocupada/o por una deuda, un compromiso o un examen que debes rendir, o alguna otra situación, estás conviviendo con tus tigres. De ti depende que esos “Tigres” no te coman. Si, depende de tí, no de ellos.
Te estarás preguntando “…Pero Cóooomoooo …!

Verás, nosotros tenemos una parte de nuestro cerebro preocupada precisamente de las emociones. Es el Sistema Límbico. Cada vez que recibimos un estímulo externo, el sistema límbico prepara nuestro cuerpo para reaccionar adecuadamente.

Cuándo sentimos:

Alegría
Serenidad
Calma
Tranquilidad

Experimentamos Emociones de Alta Frecuencia. Gran Energía constructiva

Por el contrario, las emociones como

Tristeza
Miedo
Rabia
Angustia

Son emociones de Baja Frecuencia, altamente autodestructiva.

Todos deberíamos huir lo mas rápido que podamos de estas últimas y tratar de mantenernos el mayor tiempo posible en las emociones de alta frecuencia. Es más las emociones de baja frecuencia no debieran durar más que 3 minutos, ojalá no duren más de tres segundo.

¿Se puede lograr esto?
Pero claro que sí. Se logra con un entrenamiento adecuado y perseverante.

No importa en la condición que te encuentres ahora, ni tampoco depende lo mucho que te asuste convivir con tus tigres (Tus Desafíos), con entrenamiento serás capaz de dominar tus miedos y domesticar todos los tigres que se pongan adelante en tu camino y elegir la emoción que en cada momento y en cada circunstancia tu desees vivir.

¿Te interesa?

Sigue este Link para mayores detalles, pero revisa Ahora…. queda poco tiempo para que comencemos con nuestro próximo taller este jueves 13 de Agosto de 2015. El valor de inversión por cuatro semanas de entrenamiento es equivalente a una sola sesión, no te pierdas esta oportunidad. Revisa los detalles Aquí.

EL MIEDO

¿Qué es el miedo?

Miedo ¿Real o Imaginario?

Miedo ¿Real o Imaginario?

Es una emoción primaria presente en todos los animales y por ende también presente en nosotros los humanos.
El miedo surge naturalmente cada vez que percibimos un peligro y busca protegernos y preservar nuestra vida. Biológicamente hablando el miedo es un mecanismo de defensa que permite al individuo responder con eficiencia frente a una amenaza ya sea enfrentándola o huyendo de ella.En la prehistoria cuando el hombre salía a cazar su comida, debía enfrentar muchos peligros como el ataque del Tigre Dientes de Sable o enfrentar de forma segura a un Mamut para comer después su carne.

En la actualidad, especialmente en la ciudad donde vivimos, no debemos luchar contra los tigres o enfrentarnos a un mamut, sin embargo, otros son los estímulos que nos generan miedo.
Ese miedo es el que nos ayuda a cuidarnos de no andar solos tan tarde de noche, especialmente en zonas que se sabe son “peligrosas” por los asaltos. El miedo nos ayuda a ser prudentes al cruzar una calle congestionada de vehículos o a ser prudentes al borde del balcón en la azotea de un edificio para evitar caernos al vacío.

Si bien es cierto que enfrentamos peligros reales en la vida cotidiana, también podemos “enfrentar” peligro No Reales.
Nosotros los humanos tenemos la facultad de poder imaginar cosas. Esa imaginación que puede ayudarnos a proyectar nuestro futuro y diseñar grandes obras maestras, también puede servir para “crearnos” peligro inexistentes.
Y ahí empiezan a surgir los miedos imaginarios o no reales, muchos de los cuales solo quedan en nuestra mente y probablemente nunca se materializarán, pero nuestra mente los percibimos como reales.
El miedo a enfermarnos por ejemplo. Podemos estar sanos completamente, pero nos perturba tan solo pensar que podríamos enfermar en algún momento y eso no nos permite disfrutar de la gracia de estar sanos.
Algunos de los miedos que existen en la actualidad:
A la miseria (Cesantía)
Al otro (Fobia social)
A las epidemias (Sida, Virus N1H1, Ebola…)
A la Violencia (Terrorismo)
Al futuro (Ansiedad)
A la Muerte (Hipocondría)
Al Dolor (Algofobia)
Al Castigo (Conformismo)
A la Soledad (toxicomanías, alcohol)
A la incomprensión (Aislamiento)
A lo desconocido (Ansiedad)

Físicamente cuando estamos con miedo, se producen una serie de cambios en el cuerpo que nos preparan para enfrentar el “peligro” que se percibe. Esos cambios consisten en generar una gran cantidad de neurotransmisores, verdadero cóctel hormonal, que es transportado por la sangre a cada una de las células de nuestro cuerpo.
Como parte del proceso, el sistema inmunológico disminuye su eficiencia y quedamos a la merced de patógenos oportunistas.

Vital es que aprendamos a enfrentar nuestros miedos, no eliminarlos, ya que como se expresó más arriba, el miedo es una emoción (igual que todas las demás) muy importante. Al aprender a enfrentar nuestros miedos podremos discriminar qué tan real es y de esa manera poder controlar todos los efectos adversos derivado, que en definitiva son la causa de la mayoría de nuestras enfermedades.

Conociendo lo que acabas de leer podrás tomar conciencia y aprender a dominar muchos de los miedos que surgen en tu vida. Sin embargo, podrían haber miedos o traumas más profundos que requieran de un apoyo adicional, como un Coaching en Control Emocional. Si ese es tu caso puedes conocer nuestras terapias y Procesos de Coaching Aquí (http://www.imanesquesanan.cl/quien-soy)

Preguntanos y aclara todas tus dudas enviándonos un e-mail a schafer@ImanesQueSanan.cl

Carlos Schafer R.
Terapeuta en Biomagnetismo Médico
Coach en Control Emocional
schafer@ImanesQueSanan.cl
8-628 1329

Emociones, Energía y Salud

Ayer conversando con una de las personas que asistió a nuestro Taller “Sánate y Mantente Sano” del 10 de enero recién pasado (Ver Fotos), me comentó que esta semana había tenido un dolor de cabeza bastante fuerte. Se acordó de los ejercicios aprendidos en el Taller y después de aplicar la secuencia básica del EFT, a los 5 minutos, la molestia prácticamente había desaparecido.

dolor

 

Cuando en ocasiones nos toca vivir episodios complicados o revivimos momentos difíciles de nuestra historia personal, pueden desencadenarse molestias físicas como dolores de cabeza, puntadas en la espalda

o molestias en las articulaciones.

Lo que sucede es que nuestras emociones, especialmente aquellas de baja frecuencia, que normalmente conocemos  como “Emociones Negativas”, se ve afectado nuestro cuerpo energético, provocando verdaderos “nudos” o “bloqueos” energéticos, lo que se manifiesta en nuestro cuerpo físico como dolores o molestias de distinto tipo.

Por ejemplo, en los tiempos que estaba aprendiendo sobre estas terapias energéticas y de sanación,  en un momento recordé un episodio muy triste ocurrido hacía varios años atrás. Al momento de recordar el episodio comencé a sentir una presión en el pecho que dificultaba mi respiración y aumentó la sensación de angustia.

En una ocasión vino a mi consulta una persona con molestias y dolores fuertes en sus rodillas. Al revisar junto con ella, descubrimos que había una decisión muy importante que debía tomar y tenía muchas inseguridades no atreviéndose a dar el paso definitivo, que significaba decidir por una de las dos alternativas que tenía en frente.

Con herramientas como el EFT o técnicas que ayudan a liberarnos de la influencia de las emociones de baja frecuencia como el miedo, pena, angustia, inseguridad, ira, rabia es posible conquistar poco a poco nuestra liberación emocional y por lo tanto superar las molestias físicas asociadas. De esta forma abrimos el camino hacia el disfrute de nuestra vida, sintiéndonos más contentos y felices.

Para mayor información sobre Coach (Entrenamiento) en técnicas de Manejo Emocional contactarnos al mail schafer@ImanesQueSanan.cl o al teléfono (32) 312 4041 y celular 8-628 1329.

 

SUÉLTALO Y DÉJALO IR

PensandoUna Gran parte de nuestro tiempo la pasamos “observando” nuestros propios pensamientos.

Se estima que  podemos llegar a tener entre 50 mil a 70 mil pensamientos por día.

Esa es una cifra enorme; podemos comprender qué pasa con uno mismo si en un alto porcentaje los pensamientos son del tipo:

  • Tengo examen de Biología y creo que me faltó estudiar algo, así que me va a ir muy mal
  • ¡Uf! Que estoy gordo
  • Ayer pude haberle dicho otra cosa al jefe, ahora va a pensar que no soy tan bueno en el trabajo
  • ¡Ooooh! , no me saludó, seguro que está enojado conmigo.

Cada uno de nosotros se ha tenido que enfrentar a este tipo de pensamientos que nos predisponen y afectan en forma negativa nuestro ánimo.

Por supuesto podemos tener pensamientos que nos levantan el ánimo y nos hacen sentir bien como por ejemplo:

  • Bien, me saqué un 100% en el examen, sabía que me iba a ir bien.
  • Qué maravilloso día soleado, es un día fantástico para encontrarme con mi novia
  • Hoy estoy de buen ánimo voy a hacer algo que me gusta mucho

Sin embargo, a no ser que uno lo haya trabajado bien y sea una persona que se siente realmente bien consigo misma, normalmente la tendencia va en la dirección de tener una gran cantidad de pensamientos de desánimo como por ejemplo: “te va a ir mal”, “Eres muy limitado”, “Mejor no tomes esa decisión te va a ir mal”

Pero, ¿podemos dejar de tener pensamientos?

La verdad es que nunca dejaremos de tener pensamientos. No sería complicado si solo tuviéramos pensamientos positivos que nos levantaran el ánimo. La dificultad se presenta cuando tenemos más pensamientos negativos que positivos.

Frente a esto qué podemos hacer?

Recientemente escuché a Ali Campbell, Licenciado Británico, Master en Programación Neurolinguistica, quien se refería justo a este tema de los pensamientos. Ali propone primero tomar conciencia que nuestros pensamientos no somos nosotros. Es decir, contrario a lo que comúnmente creemos, nosotros estamos disociados de nuestros pensamientos. Es como que si tú fueras al cine y vieras una película de terror. Las imágenes en la pantalla serían tus pensamientos. Pero tú en realidad eres la persona que está sentada en la butaca viendo esa película.

Las imágenes de la película pueden impresionarte y causarte miedo, pero en realidad es solo una película, esas imágenes no son reales. Tu verdadero ser es el que las está observando y el que está teniendo esas emociones.

La idea es primero comprender esta gran verdad, tus pensamientos no son tú. Asimilando eso, puedes aprender a separarte de ellos. ¿Cómo?

El mismo Ali Campbell sugiere que realicemos diariamente un ejercicio de cinco minutos, bastan solo 5 minutos. En un lugar tranquilo, donde podamos estar sin que nos molesten o perturben, programa un cronometro para que suene a los 5 minutos. Así no tienes que preocuparte de cuánto tiempo ha pasado o cuánto tiempo te falta.

No es necesario que sea un lugar “demasiado” tranquilo, basta que sea un lugar donde tu puedas cerrar tus ojos y concentrarte en tus pensamientos. Una vez que ya estás listo, relajas tu cuerpo lo más que puedas, haces un par de respiraciones y dejas que fluyan tus pensamientos. Deja que pasen por tu mente uno a uno. Toma conciencia del primer pensamiento, reconócelo y luego déjalo ir. No te involucres con ese pensamiento.

Involucrarse con un pensamiento sería dejar que él te domine y guíe la sucesión de sensaciones e ideas siguientes asociadas a ese pensamiento. Por ejemplo, Podrías pensar en que debes hablar con tu jefe para analizar tu evaluación de desempeño profesional en tu trabajo; especialmente quieres hablar sobre ese ítem en que fuiste evaluado con un puntaje muy por debajo de lo que crees justo según tu desempeño real. Dejarte llevar por ese pensamiento sería que te involucraras con él y empezaras a planificar cómo enfrentar a tu jefe. Qué podrías decirle y que no. Podrías continuar analizando que dirías en caso que él te rebatiera y argumentara una situación pasada sobre ese mismo ítem, etc…

En cuanto aparezca un pensamiento en tu mente solo reconócelo y déjalo ir. Si sientes que te estás desviando del ejercicio y comienzas a involucrarte con el pensamiento, no te preocupes, simplemente suéltalo y déjalo ir, preparándote para recibir otro pensamiento que después de reconocerlo, lo dejas ir también.

NubesEnElCielo

Imagina que tus pensamientos son como las nubes en el cielo. No tienes ninguna posibilidad de “retener” una nube, simplemente la puedes observar y ver como se aleja.

En el marco de este ejercicio cuando aparezca un pensamiento (“nube”), reconócelo, toma conciencia de él y luego déjalo ir. Si sientes que te estás desviando del ejercicio y comienzas a involucrarte con el pensamiento, no te preocupes, simplemente suéltalo y déjalo ir.

Luego vendrá otro pensamiento, reconócelo y déjalo ir, preparándote para el otro pensamiento que venga.

Pasado un tiempo podrás adquirir tal habilidad que, en la vida cotidiana cuando te sorprendas involucrándote con un pensamiento no deseado, rápidamente serás capaz de soltarlo y dejarlo ir, evitando que provoque sensaciones no deseadas en ti.Podrás hacerlo en tu trabajo, mientras conduces tu automóvil o escuchando a alguien que te conversa sobre algo.

EL ESTRÉS DE CADA DIA

VStressivimos tiempos en que convivir con el estrés se ha hecho algo muy normal.
Una de cada cuatro personas dice estar estresada. El 33% de las licencias médicas son directamente debido al estrés y de las otras, probablemente una buena parte de ellas, corresponden a enfermedades gatilladas por un estrés mantenido en el tiempo.
¿Qué ha pasado con nosotros que estamos cada vez más vulnerables y nos dejamos vencer por este mal?
Según los expertos, una vida agitada, centrada en la obtención de logros y objetivos y sobretodo inmersa en un ambiente cada vez más competitivo, acrecienta nuestras ansias de querer ser cada vez más y sentirse cada vez mejor que los otros.

De verdad pienso que más que ser o sentirse mejor que los otros, deberíamos realizar una lucha por ser y sentirnos mejores con respecto a nosotros mismos. Es decir establecer una competitividad interna con nosotros mismos y procurar progresar en el desarrollo personal, para ser cada vez mejor, superando nuestras dificultades y buscar sentirnos más felices con lo que somos y tenemos.
En esta búsqueda yo postulo que lo primero que hay que hacer es volcarse hacia adentro, hacia nuestro interior. De esa manera podemos sentir desde nuestra base más íntima personal, Qué es lo que soy, qué es lo que tengo y qué quiero lograr como persona. En otras palabras, encontrar aquello que me hará feliz cuando lo consiga. No obstante, eso que consiga deberá estar en mi interior, no fuera de mí.
Pareciera ser que, en este mundo moderno, de alta conectividad en que se percibe que es mejor volcar las opiniones personales a través de las redes sociales, nos hace estar cada vez más dependientes de buscar nuestra felicidad afuera de nosotros mismos.
Es cosa de mirar y contabilizar ¿Cuántas personas andan por la calle, en el transporte público e incluso frente al volante de sus vehículos revisando y escribiendo en sus Smartphone, tablet o notebookes?

Se ocupa el tiempo revisando en las redes sociales qué se dice del programa de TV de anoche, qué escribieron sobre mi o que comentaron sobre la foto mía comiendo cazuela que subí ayer. Es decir, buscamos afuera de nosotros en lugar de apreciar el paisaje que nos rodea, las personas que cruzan a nuestro paso o simplemente observar la naturaleza que nos rodea.

Yo propongo que recuperemos nuestra vida interior. Desconectémonos y solo usemos la tecnología para que esté al servicio de nosotros y no al revés.

Recientemente en un taller de desarrollo personal me propusieron disminuir a solo 4 horas diarias mis tiempos de conexión con el mundo virtual (E-mails, Redes sociales, tiempo frente al PC). Lo he hecho y me parece una excelente opción. Al practicar la reducción de horas frente a los medios digitales, se encuentran nuevas soluciones a los desafíos cotidianos que parecieran imposibles, se desarrolla nuestra capacidad de innovar, paradojalmente conseguimos ser más eficientes y queda más tiempo para uno mismo.

Unir eso a una vida más sana, practicando deporte, caminando más, practicando meditación diaria, tomando contacto con la naturaleza, hacen que nuestra vida sea más placentera entregándonos un mayor grado de felicidad.

Nuestro Mundo es una Aldea

Aldea Global

Aldea Global

En los tiempos que vivimos, las comunicaciones fluyen tan rápido que desde hace ya mucho tiempo que hablamos de nuestro mundo como “una gran aldea”.

Hoy es posible conocer las noticias relevantes al otro lado del mundo en solo minutos. Un botón de muestra: La noticia, incluidas fotografías y videos, sobre las explosiones durante el desarrollo de la tradicional maratón de Boston, conmocionaron al mundo entero a los pocos minutos de ocurrido.

Otro ejemplo, ningún país católico en el mundo estuvo ausente en los preparativos y desarrollo del cónclave que eligió al actual Papa Francisco en el Vaticano. Las imágenes se podían ver en directo desde esa parte del mundo.

Y sin ir más atrás esta semana se pudo ver en directo por televisión a Neymar da Silva, jugador de fútbol Brasileño, dando una conferencia en España, en su presentación oficial como nuevo jugador por el Club Barcelona.

Prácticamente ninguna noticia importante, demora mucho en ser conocida en todo el orbe. Digamos que en minutos, las redes sociales o las redes de comunicación tradicionales, se encargan de difundirla rápidamente a todo lo largo y ancho de nuestro planeta. Literalmente somos “aplastados” por una montaña de información.

Esto hace que nuestra propia vida fluya a un ritmo vertiginoso, en que nos sorprendemos corriendo de un lado para otro, preocupados de mil cosas a la vez, lo que hace que al final del día nos acostemos muy cansados, con la sensación de que el día duró muy poco y no alcanzamos a hacer todo lo que queríamos.

Antiguamente, el ritmo más calmado, permitía disfrutar mucho más del día, parece que se hacían “Más” cosas en una jornada y también las personas se enfermaban mucho menos de estrés que ahora.

Este bombardeo de información, noticias, novedades que recibimos especialmente a través de nuestro televisor, equipo electrónico que cada vez nos cuesta más dejar de ver, ha hecho que volquemos toda nuestra vida hacia afuera de nosotros, olvidándonos de nuestro “interior”. No es de extrañarse que cada vez estemos más y más estresados. Cada vez más nos cuesta disfrutar de las cosas sencillas.

Dígame estimado lector,

¿Cuándo fue la última vez que disfrutó de un tranquilo paseo por la playa o por el campo?

¿Cuándo fue la última vez que se dio tiempo para caminar por la plaza o por un parque únicamente por el placer de caminar, escuchando el canto de los pajaritos, observando el movimiento de las hojas de los árboles, percibir la brisa en la cara y oler el húmedo aire de una mañana fría?

Hay tantas cosas simples que podemos hacer para volver a nuestro “equilibrio” y sin embargo como estamos pendientes de nuestro trabajo, de los problemas domésticos, de las noticias que se leen en los diarios o se ven por TV, que no nos damos tiempo para estar con nosotros mismos.

La terapia del Biomagnetismo Médico también puede ayudar, equilibrando el organismo, recuperando el funcionamiento correcto de glándulas y órganos. Desintoxicando y recuperando la salud.

Además, la terapia consigue en sí misma, relajar a quien la recibe, de manera de poder experimentar un descanso reparador y la recuperación de las fuerzas vitales que nos permiten estar vivos. Lo ideal es estar vivos y contentos por estar sanos.

En nuestra Consulta no solo ayudamos a recuperar la salud actuando directamente sobre los orígenes de la enfermedad o molestia, también aconsejamos, sugerimos ejercicios y apoyamos los procesos que permitan recuperar lo más rápido que se pueda la salud.

Consulta con nosotros cómo podemos ayudarte pinchando Aquí

DE VUELTA A LA REALIDAD

Ayer domingo, último día del último fin de semana de vacaciones, mientras regresábamos a Viña del Mar desde Santiago, después de un viaje familiar, constatábamos lo que suponíamos iba a ser un gran éxodo de vehículos de retorno a la capital.
 
Cientos de miles de personas por no decir millares, incluyendo a estudiantes y vacacionistas tardíos, comienzan nuevamente un año de actividades en todo Chile.
 
Es que ayer se daba por terminado formalmente el último fin de semana  de vacaciones.  Hoy 5 de Marzo se da inicio oficial del Año Escolar en nuestro país y con ello vuelven a establecerse  todas las actividades normales: Levantadas temprano, congestiones de tráfico, traslados, vuelta al trabajo de los últimos que salieron de vacaciones, etc.
 
Ya quedan en el recuerdo esos días de descanso y relax, muy necesarios para renovar fuerzas y quedar listo para un nuevo año de estudio, de trabajo, de actividades normales en el hogar.
 
Al retornar de las vacaciones, las frases típicas son: “Se me hicieron cortas las vacaciones”, “El descanso de mis vacaciones me duró un día, al segundo día de regresar al trabajo ya me estresé de nuevo”, “Ojalá hubiera tenido una semana más de vacaciones” y tal vez algunas otras frases más que podrías encontrar o aportar tú.
 
Una amiga que trabaja en un centro de vacaciones, provisto de parque, piscina, restaurante todo dispuesto para que los visitantes no tengan que preocuparse nada más que de descansar, me decía que, a pesar de todas las instalaciones y actividades de relax, los pasajeros no importando si se quedaban un fin de semana o dos semanas completas, invariablemente la mayoría se retiraba “cansado” y sin ganas de volver a sus actividades normales.
Pareciera ser que siempre nos sentimos descontentos, no importa dónde estemos o qué estemos haciendo. A menudo nos fijamos en lo que no nos gusta de nuestro trabajo, de nuestras relaciones con las otras personas, de las situaciones cotidianas que vivimos.
Es que estamos descontentos incluso con nosotros mismos, porque sentimos que nos somos capaces de disfrutar, o que no nos sentimos capaces de sacar adelante nuestros proyectos o desafíos de la vida cotidiana.
Voy a compartir contigo una idea fantástica que propone Rhonda Byrne en su libro “La Magia”

La Magia según Rhonda es el agradecimiento. Si tú eres agradecido en la vida podrás obtener todo lo que necesites y desees. La fórmula es muy simple, si quieres obtener algo, solo debes agradecer de corazón por tenerlo. El universo se encargará del resto.
El ejercicio que quiero proponerte es el estar agradecido de ti mismo. Mírate al espejo ahora mismo. Párate y ve a un espejo y observa la imagen que proyectas.
 
Cuando agradeces ser la persona en el espejo, los sentimientos de insatisfacción, descontento, desilusión o la sensación de que no eres lo suficientemente bueno(a), desaparece totalmente. Y con ello desaparecen también mágicamente toda circunstancia de insatisfacción, descontento y desilusión.
 
Los pensamientos negativos sobre ti mismo te hacen un gran daño en tu vida, porque tienen mucho más poder que cualquier otro sentimiento tuyo sobre otra cosa u otras personas. Donde quiera que vayas, llevas esos sentimientos negativos contigo que manchan todo lo que tocas, actuando como un imán atrayendo más insatisfacción, descontento y desilusión en todo lo que hagas.
 
Cuando estás agradecido por ser tú. Atraerás solo circunstancias que te harán sentirte mejor aún acerca de ti mismo. Tienes que tener riqueza de sentimientos buenos sobre tu persona para atraer riquezas de la vida hacia ti. ¡La gratitud por ti mismo te enriquece!
 
Frente al espejo mira a esa persona que se refleja y di en voz alta “¡gracias!”, siente la mayor gratitud posible y dilo con la mayor sinceridad que puedas. Agradece por ser quien eres, di ¡Gracias por todo lo que eres!, ¡Sé agradecido por ti mismo tal como eres!
Continúa haciendo este ejercicio varias veces más durante el resto del día de hoy, diciendo cada vez gracias por quien está reflejado en él, o sea tú.
 
Mañana me cuentas cómo te sientes después de hacer este ejercicio.



Carlos Schäfer Ramos
Terapeuta en Biomagnetismo y Bioenergética
Coach en Técnicas de Manejo Emocional
Celular: 8-628 1329


Ver Mi Anuncio en Hotfrog




 

Clase de Filosofía

Hace poco llegó a mi correo una historia antigua y conocida de una clase de filosofía.
Como estamos iniciando este año 2013 y después que han pasado los abrazos de Año Nuevo, junto con

esos deseos de prosperidad y de que este sea Mucho Mejor Año que el que se fue, me pareció muy oportuno compartirles a ustedes la transcripción integra de esta historia.
Creo que es una muy buena motivación para que proyectemos nuestro nuevo año, no tan solo con deseos sino que con actos concretos que realmente permitan construir un futuro mejor en nuestra vida personal.

Aquí va la historia:

Un profesor estaba al  frente de sus alumnos de la clase de filosofía y tenía algunos artículos sobre su escritorio. Cuando la clase comenzó, sin decir palabra tomó un frasco de mayonesa grande y vacío y procedió a llenarlo con pelotas de golf. Luego les preguntó a sus estudiantes si el frasco estaba lleno. Estuvieron de acuerdo en que si lo estaba.

El profesor tomó una caja llena de canicas y la vació dentro del frasco. Sacudió el frasco ligeramente. Las canicas rodaron llenando los espacios vacíos entre las pelotas de golf. Después preguntó a los estudiantes si el frasco estaba lleno. Estuvieron todos de acuerdo en que si estaba lleno.

El profesor tomó una caja con arena y la vació dentro del frasco. Por supuesto, la arena llenó todo lo demás. Les preguntó nuevamente si el frasco estaba lleno … Los estudiantes respondieron con un unánime “SI”.

El profesor enseguida sacó dos cervezas de debajo de la mesa y vertió el contenido adentro del frasco. Efectivamente la cerveza llenó todo el espacio vacío entremedio de la arena. Los estudiantes rieron.

-Ahora-dijo el profesor mientras la risa se apagaba: “Quiero que se den cuenta que este frasco representa la vida. Las pelotas de golf son las cosas importantes – su familia, sus hijos, su salud, sus amigos y sus pasiones favoritas – y si todo lo demás lo perdiéramos y solo éstas quedaran, nuestras vidas aún estarían llenas. Las canicas son las otras cosas que importan, como el trabajo, la casa y su auto. La arena es todo lo demás – las cosas pequeñas.

Si ponemos la arena en el frasco primero, continuó, no hay espacio para las canicas ni para las pelotas de golf. Lo mismo ocurre con la vida.

Si gastamos todo nuestro tiempo y energía en las cosas pequeñas, nunca tendremos lugar para las cosas que son importantes para ustedes.

¿Qué nos queda como enseñanza?
Que debemos prestar atención a las cosas que son cruciales para nuestra felicidad.

Pasar tiempo con nuestros hijos. Pasar tiempo con nuestros padres. Visitar a los abuelos. Llevar a nuestra pareja a cenar. Divertirnos. Siempre habrá tiempo para limpiar la casa y cortar el césped.

Ocuparse de las pelotas de golf primero – las cosas que realmente importan. Establecer nuestras prioridades. El resto es solo arena.

Uno de los estudiantes levantó la mano y preguntó qué representaba la cerveza. El profesor sonrió y dijo: Me alegro que hayas preguntado. “La cerveza sólo muestra que no importa cuán ocupada pueda parecer tu vida, siempre hay lugar para un par de cervezas con un amigo”.

Proyectemos entonces nuestra vida definiendo aquello que es realmente importante en ella, para darle la prioridad que corresponda y así convirtirnos en personas con un sentido verdadero de la vida y no preocuparnos tanto de la “Arena”, aquellas cosas de menor importancia, que agotan nuestra energía y nos hacen sentir que no avanzamos.

Carlos Schäfer Ramos

Terapeuta en Biomagnetismo y Bioenergética
Coach en Técnicas de Manejo Emocional
Celular: 8-628 1329

e-mail: cschaferr@gmail.com

http://www.facebook.com/biomagnetismovina

El Poder

¿Cómo lograr tus objetivos? Al final de este artículo, dos ejercicios prácticos.

El libro que estoy leyendo ahora se llama “El Poder” y es de la misma autora del libro y película “El Secreto”, Rhonda Byrne.En este libro “El Poder”, Rhonda nos habla que cada uno de nosotros posee la capacidad de desplegar El Poder más grande que existe en el mundo y, sin embargo, la gran mayoría de nosotros no lo sabe o no sabe cómo desarrollarlo.

Ese poder del que Rhonda habla no es ni más ni menos que el Amor.

Con el poder del Amor se pueden lograr y conseguir todas las cosas positivas y buenas en la vida.
De hecho, es cosa que recordemos cuando hemos logrado o conseguido algún objetivo y hemos tenido éxito; nos daremos cuenta que casi invariablemente, durante el desarrollo de las actividades para conseguir la meta, le pusimos mucha emoción,  deseos y un gran amor  para lograr el éxito.
No existe ninguna fuerza mayor que la del amor.
Desde siempre se ha escrito mucho sobre este tema y, sin embargo, nos cuesta poder llegar a comprenderlo en toda su magnitud.
En tu vida tú puedes tener cosas positivas o negativas. Las cosas positivas te hacen sentirte bien y lo contrario sucede con las cosas negativas.
Cuando tienes más cosas negativas en tu vida, hay algo que no anda bien y es preciso tomar acciones para poder revertir esa situación. De lo contrario puedes entrar en una espiral descendente que te hará sentirte cada vez más mal y por lo mismo te sucederán más cosas malas.
¿Te has puesto a pensar en el dicho popular que dice “las cosas malas vienen de a tres”?
Bueno justamente es porque, según la ley de atracción, tú atraes lo que sientes.
Cuando te sientes mal por algo que no te resultó o te resultó de la manera equivocada, si permites que eso te ponga de mal humor y, más aún, dejas que ese mal humor se generalice en tu estado de ánimo, lo más probable es que atraigas más cosas que te produzcan mal humor.
Por el contrario si obtienes buenos resultados en alguno de tus proyectos, eso te hace sentirte bien, te hace sentirte muy bien, lo que produce un excelente estado de ánimo y a partir de entonces, pareciera que todo te sonríe. En ese momento pareciera ser que todo anda sobre ruedas y las cosas que te ocurren son todas buenas. Mientras mantengas ese estado de ánimo positivo, todo o prácticamente todo te saldrá bien y de la mejor manera que puede ser.
Bueno, si cuando andamos de un estado anímico positivo nos salen bien las cosas, entonces ¿cómo hacemos para cambiar esos estados malhumorados y de baja frecuencia para evitar atraer cosas negativas y nos “sintonicemos” en lo positivo y bueno de la vida?
La mejor forma de poder hacer eso y asegurarnos de andar “En Positivo” es aplicar dos cosas:
La primera es ser agradecido y agradecer por todo lo bueno que te ha pasado, tanto hoy como en toda tu historia pasada. Para ello practica el siguiente ejercicio: Todos los días en la mañana antes de comenzar con tu día de actividades, escribe en una hoja o en un cuaderno especialmente dedicado a esto, una lista de 10 cosas por las cuales te sientes agradecido en tu vida. Debes anotar el objeto por el cual te sientes agradecido y a continuación escribir el por qué te sientes agradecido.

Hazlo de la siguiente manera: “Estoy agradecido de …(Objeto). Porque ……(Razón por la cual te sientes agradecido).Después que hayas completado la lista de 10 cosas por las que te sientes agradecido, léelas una por una y en cada una termina diciendo “Gracias”, “Gracias”, “Gracias”.

Si repites este ejercicio durante unas tres o cuatro semanas, te darás cuenta que tu estado de ánimo estará en un nivel mucho más positivo y armonioso.
La segunda cosa tiene que ver con el amor; se trata de un ejercicio recomendado por Rhonda Byrne.
Periódicamente y cada vez que lo necesites repasa un listado mental o escrito de las cosas que tú amas en esta vida.
Escribe la mayor cantidad de cosas que son objetos de tu amor o por las que sientes un amor grande y fuerte.
Escribe tantas cosas que amas como puedas hasta que tu sentimiento cambie y sientas que “Flotas” en un estado de amor y positivismo.
Rhonda recomienda hacer este último ejercicio cada vez que uno se sienta dominado por los sentimientos negativos y desea cambiarlos por sentimientos de frecuencia más elevada y convertirse así en un imán de cosas positivas.
Realiza estos ejercicios periódicamente y cuéntame cómo te va después de un par de semanas de práctica.
Carlos Schafer
8-628 1329

Carlos Schafer Ramos
   Terapeuta en Biomagnetismo Médico
   Coaching y Mentoring en Técnicas de Regulación Emocional

www.imanesQueSanan.cl
32-314 0890 / +56 9-8628 1329
info@ImanesQueSanan.cl
Atenciones en Viña del Mar y Santiago

Sígueme a través de
    Facebook: @carlos.schafer.ramos
    Instagram: schafer.carlos

Descarga mi eBook gratuito

“5 Pasos para Reducir el Estrés y la Ansiedad”
https://eBook.imanesquesanan.cl