Enfermedades cardíacas y cómo prevenirlas

Enfermedades cardíacas

Enfermedades cardíacas y cómo prevenirlas

Enfermedades cardíacas más frecuentes y cómo prevenirla.

El 27,1% de las defunciones en el año 2012 en Chile fueron por enfermedades cardiovasculares.

Según las estadísticas del MINSAL, en el año 2012 se dio de alta a más de 22.000 personas que estaban relacionadas con enfermedades isquémicas del corazón (estrés celular provocado por la disminusión transitoria o permanente del torrente sanguíneo).

La información manejada por ese mismo Ministerio, indica que alrededor del 80% de los casos de Accidentes Cardio Vasculare (ACV) e Infartos al Miocardio (IAM) pueden ser prevenidos con un adecuado control.

La OMS señala que las causas de deceso por Enfermedades Cardio Vasculares (ECV) son la principal causa de muerte a nivel mundial.

¿Qué son las ECV? ¿Se pueden prevenir?

¿Quienes son los principales afectados?

Te responderé a esas preguntas en las siguientes líneas.

¿Qué son las ECV?

Las Enfermedades Cardio Vasculares son una serie de desórdenes en el corazón y los vasos sanguíneos que incluyen las siguientes afecciones:

  • la cardiopatía coronaria: enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco;

  • las enfermedades cerebrovasculares: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro;

  • las arteriopatías periféricas: enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores;

  • la cardiopatía reumática: lesiones del músculo cardiaco y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos;

  • las cardiopatías congénitas: malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento; y

  • las trombosis venosas profundas y embolias pulmonares: coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.

Los ataques al corazón y los accidentes vasculares encefálicos (AVE) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro.

La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro.

Los AVE también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

Los ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares (ACV) suelen tener su causa en la presencia de una combinación de factores de riesgo, tales como el tabaquismo, las dietas malsanas y la obesidad, la inactividad física, el consumo nocivo de alcohol, la hipertensión arterial, la diabetes y la hiperlipidemia (exceso de grasa en la sangre).

Principales factores de riesgo

La OMS declara como los principales factores de riesgo los siguientes:

  • el tabaquismo

  • la hipertensión arterial

  • la diabetes

  • la dislipidemia

  • la dieta poco saludable y el

  • sedentarismo

Con un adecuado control, se podría prevenir el 80% de los casos de ACV, IAM e incluso diabetes. Un factor gatillante de mortalidad prematura es la presión arterial, y según la Encuesta Nacional de Salud 2010-2011 (ENS), el 26.9% de la población chilena mayor a 15 años presenta esta patología.

El aumento de estas enfermedades es básicamente por los hábitos sedentarios de la población.

Otro factor relevante es es la mala alimentación, ya que el sobrepeso y la grasa son enemigos del corazón.

La especialista Claudia Barrientos, nutricionista y académica de la U. San Sebastián, aconseja lo siguiente:

Para tener una dieta saludable debemos promover un cambio en el modo de vida y en los hábitos alimenticios, partiendo por mejorar la nutrición en edades tempranas en niños y jóvenes.

Además, reducir la ingesta de sal a menos de 5 gramos al día, comer 5 porciones de frutas y verduras al día, y reducir la ingesta de grasa total, en especial de las grasas saturadas”

Está demostrado que la eliminación del tabaco, la reducción de la sal en la dieta, el aumento del consumo de frutas y verduras, la realización de actividad física regular y la disminución del consumo nocivo de alcohol, reduce de manera significativa las enfermedades cardiovasculares.

Síntomas y signos que dan el aviso

Los síntomas principales son el dolor torácico como una presión o peso en la zona del esternón, que característicamente se irradia a la extremidad superior izquierda.

También puede presentarse como dolor en la región mandibular o en la zona epigástrica.

En algunos pacientes, por ejemplo, diabéticos, el síntoma principal puede ser un cansancio nuevo o disnea intensa (Falta de aire).

En este enlace puedes revisar un vídeo del MINSAL que explica cuáles son los síntomas que indican la necesidad de una atención de urgencia.

En general los síntomas asociados a un infarto agudo al miocardio son los siguientes:

Dolor o sensación de peso en el pecho.

Dolor en el pecho que se extiende a uno o ambos brazos.

Dolor en el pecho que se extiende al cuello o la mandíbula.

Dificultad para respirar.

Sudoración.

Palidez.

Mareos en el diez por ciento de los casos.

Otros: Pueden aparecer náuseas, vómitos y desfallecimiento.

Recomendación de vida saludable

En Chile se han desarrollado desarrollado diversas estrategias para prevenir las enfermedades cardiovasculares (ECV).

Así, el MINSAL a través de su red de atenciones a nivel nacional, realiza el Examen de Medicina Preventiva (EMPA) que permite detectar a aquellas personas con factores de riesgo o enfermedades como la presión arterial elevada en una etapa temprana que puede ser reversible.

En la misma línea el Programa Elige Vivir Sano tiene el propósito de disminuir los factores de riesgo promoviendo:

  • Estilos de vida saludable en las edades entre 2 y 64 años

  • Control de dieta saludable a mujeres post-parto con elevado riesgo de desarrollar diabetes e hipertensión arterial

  • Promover la actividad física

Los especialistas de la Universidad de San Sebastián Recomiendan las siguientes actividades para cuidar el corazón:

  • Controlar todos los factores metabólicos: diabetes, colesterol, grasas saturadas y obesidad.

  • Tener una dieta saludable.

  • Mantener un peso adecuado.

  • Abstenerse de fumar.

  • Reducir el consumo de sal.

  • Evitar el consumo de estimulantes como la cafeína.

  • Evitar el uso nocivo del alcohol, limitar su ingesta a diaria a 1 copa de vino (20 gr. de etanol) y para los hombres dos copas de vino (30 gr. de etanol).

  • Realizar actividad física en forma regular. No realizar ejercicios cardiovasculares sin haber tenido un chequeo médico.

  • No realizar ejercicios de manera desordenada: debe tener una programación, frecuencia, intensidad reconocida.

  • Desarrollar actividades que permitan manejar el estrés de la vida diaria, por ejemplo meditación, relaciones sociales positivas y caminatas, entre otros.

La terapia del Par Biomagnético

Junto con recomendar las acciones preventivas antes indicadas, podemos agregar que la Terapia del Par Biomagnético es una excelente ayuda en la prevención de las Enfermedades Cardiovasculares (EAC).

Al ser una terapia que permite detectar la presencia de Microorganismo patógenos, a la vez los desactiva, disminuyendo las probabilidades de sufrir alguna de las afecciones cardiovasculares y encefálicas


Carlos Schafer Ramos
   Terapeuta en Biomagnetismo Médico
   Coaching y Mentoring en Técnicas de Regulación Emocional

www.imanesQueSanan.cl
32-314 0890 / +56 9-8628 1329
info@ImanesQueSanan.cl
Atenciones en Viña del Mar y Santiago

Sígueme a través de
    Facebook: @carlos.schafer.ramos
    Instagram: schafer.carlos

Descarga mi eBook gratuito

“5 Pasos para Reducir el Estrés y la Ansiedad”
https://eBook.imanesquesanan.cl

Share this post