Nuestro Mundo es una Aldea

Aldea Global

Aldea Global

En los tiempos que vivimos, las comunicaciones fluyen tan rápido que desde hace ya mucho tiempo que hablamos de nuestro mundo como “una gran aldea”.

Hoy es posible conocer las noticias relevantes al otro lado del mundo en solo minutos. Un botón de muestra: La noticia, incluidas fotografías y videos, sobre las explosiones durante el desarrollo de la tradicional maratón de Boston, conmocionaron al mundo entero a los pocos minutos de ocurrido.

Otro ejemplo, ningún país católico en el mundo estuvo ausente en los preparativos y desarrollo del cónclave que eligió al actual Papa Francisco en el Vaticano. Las imágenes se podían ver en directo desde esa parte del mundo.

Y sin ir más atrás esta semana se pudo ver en directo por televisión a Neymar da Silva, jugador de fútbol Brasileño, dando una conferencia en España, en su presentación oficial como nuevo jugador por el Club Barcelona.

Prácticamente ninguna noticia importante, demora mucho en ser conocida en todo el orbe. Digamos que en minutos, las redes sociales o las redes de comunicación tradicionales, se encargan de difundirla rápidamente a todo lo largo y ancho de nuestro planeta. Literalmente somos “aplastados” por una montaña de información.

Esto hace que nuestra propia vida fluya a un ritmo vertiginoso, en que nos sorprendemos corriendo de un lado para otro, preocupados de mil cosas a la vez, lo que hace que al final del día nos acostemos muy cansados, con la sensación de que el día duró muy poco y no alcanzamos a hacer todo lo que queríamos.

Antiguamente, el ritmo más calmado, permitía disfrutar mucho más del día, parece que se hacían “Más” cosas en una jornada y también las personas se enfermaban mucho menos de estrés que ahora.

Este bombardeo de información, noticias, novedades que recibimos especialmente a través de nuestro televisor, equipo electrónico que cada vez nos cuesta más dejar de ver, ha hecho que volquemos toda nuestra vida hacia afuera de nosotros, olvidándonos de nuestro “interior”. No es de extrañarse que cada vez estemos más y más estresados. Cada vez más nos cuesta disfrutar de las cosas sencillas.

Dígame estimado lector,

¿Cuándo fue la última vez que disfrutó de un tranquilo paseo por la playa o por el campo?

¿Cuándo fue la última vez que se dio tiempo para caminar por la plaza o por un parque únicamente por el placer de caminar, escuchando el canto de los pajaritos, observando el movimiento de las hojas de los árboles, percibir la brisa en la cara y oler el húmedo aire de una mañana fría?

Hay tantas cosas simples que podemos hacer para volver a nuestro “equilibrio” y sin embargo como estamos pendientes de nuestro trabajo, de los problemas domésticos, de las noticias que se leen en los diarios o se ven por TV, que no nos damos tiempo para estar con nosotros mismos.

La terapia del Biomagnetismo Médico también puede ayudar, equilibrando el organismo, recuperando el funcionamiento correcto de glándulas y órganos. Desintoxicando y recuperando la salud.

Además, la terapia consigue en sí misma, relajar a quien la recibe, de manera de poder experimentar un descanso reparador y la recuperación de las fuerzas vitales que nos permiten estar vivos. Lo ideal es estar vivos y contentos por estar sanos.

En nuestra Consulta no solo ayudamos a recuperar la salud actuando directamente sobre los orígenes de la enfermedad o molestia, también aconsejamos, sugerimos ejercicios y apoyamos los procesos que permitan recuperar lo más rápido que se pueda la salud.

Consulta con nosotros cómo podemos ayudarte pinchando Aquí

Share this post