Parkinson: lo que debes saber y cómo ayudar al que lo padece

Parkinson

Parkinson: lo que debes saber y cómo ayudar al que lo padece

Parkinson: Lo que debes saber y cómo ayudar al que lo padece

Según la OMS el mal de Parkinson es la segunda enfermedad neurodegenerativa más frecuente después del Alzheimer.

De acuerdo a las cifras publicadas por el Ministerio de Salud de Chile, en nuestro país hay alrededor de 40.000 personas que padecen esta enfermedad. Cifra que va en aumento.

De ese total, se estima que son más o menos 15.000 las personas que están recibiendo tratamiento.

Qué es el Mal de Parkinson

Es una enfermedad neurológica progresiva que afecta principalmente el movimiento, pero también puede afectar el conocimiento.

Esta enfermedad es el resultado de la destrucción de neuronas en los denominados “núcleos basales” del cerebro lo que causa falta de coordinación, rigidez muscular y temblores.

Las diferentes partes del cerebro funcionan juntas enviándose señales para coordinar todos nuestros pensamientos, movimientos, emociones y sentidos.

Cuando queremos movernos, se envía una señal de los núcleos basales al tálamo y luego a la corteza cerebral, que son diferentes partes del cerebro.

Las neuronas se comunican en el cerebro por medio de sustancias químicas, que son generadas por un grupo de células que se denomina “sustancia negra”.

Estas células producen una sustancia química (neurotransmisor) llamada “dopamina”, que es esencial para el movimiento normal.

Cuando ellas mueren, dejan de producir y enviar dopamina, de modo que no se comunica la señal para moverse.

Al momento que una persona comienza a tener síntomas motores relacionados con la enfermedad de Parkinson, ya ha perdido alrededor del 50% de las células que producen dopamina.

Las personas pueden tener síntomas no motores por la pérdida de otros neurotransmisores hasta diez años antes de que se empiecen a notar los síntomas motores.

Síntomas

No todas las personas con enfermedad de Parkinson presentan los mismos síntomas, además los síntomas que aparecen pueden cambiar a medida que avanza la enfermedad.

Ya mencionamos arriba que se pueden sufrir síntomas motores y no motores.

Por lo general, cuando se presentan los síntomas motores comienzan en un lado del cuerpo y, con el tiempo, pueden extenderse a ambos lados.

A menudo, un lado resulta más afectado que el otro.

A continuación una breve descripción de los síntomas primarios más frecuentes que se asocian con la enfermedad de Parkinson:

  • Temblor: No todas las personas con enfermedad de Parkinson sufren temblor, pero este es un síntoma común. El temblor se describe como un movimiento de “contar monedas” con las manos o los dedos, que generalmente es más pronunciado en reposo y puede disminuir en actividad o movimiento.

  • Rigidez: Además de dificultar el movimiento, la rigidez también puede ocasionar dolores musculares. Este síntoma suele atribuirse inicialmente a la enfermedad reumática o a síndromes de dolor, y las personas con frecuencia buscan atención médica asociando estos síntomas a otras enfermedades.

  • Movimiento lento (bradicinesia) y pérdida del movimiento (acinesia): Son síntomas que se presentan con una disminución del balanceo de un brazo o la reducción de la capacidad de realizar tareas motoras habituales a velocidades usuales.

  • Problemas de equilibrio y para caminar: Al principio, las personas tienen dificultad para caminar a velocidades normales, dificultad para elevar completamente una de las piernas, dar pasos inusualmente pequeños para desplazarse o varios pasitos para darse vuelta.

Con el tiempo, los problemas posturales hacen que el torso se encorve y se arrastren los pies notablemente al andar.

La mayoría de las personas no presentan problemas posturales hasta muchos años después de que se les haya diagnosticado la enfermedad.

Algunas también sufren episodios de “paralización” en los que no pueden moverse por varios segundos o minutos. Esto es más frecuente cuando se acercan a una entrada u otro espacio pequeño o cerrado.

Diagnóstico

Aunque no hay pruebas específicas para detectar la enfermedad de Parkinson, hay diversas formas de realizar un diagnóstico.

En general, el diagnóstico se basa en un examen neurológico que incluye la evaluación de los síntomas y su gravedad.

Si los síntomas son de gravedad suficiente, se puede utilizar una prueba experimental de medicamentos contra la enfermedad de Parkinson.

Se pueden hacer gammagrafías cerebrales para descartar otras enfermedades cuyos síntomas se asemejen a los de la enfermedad de Parkinson.

Cuando se diagnostica la enfermedad de Parkinson, siempre están presentes dos de los síntomas primarios mencionados anteriormente.

Recomendaciones

Muchas son las personas que sufren este mal y podrían beneficiarse de recibir la ayuda oportuna para disminuir y contrarrestar los efectos de padecerla.

Además, las personas cercanas que deban atender y cuidar de estos pacientes, enfrentan un reto no menor, para se transcribe una guía que podría ayudar a enfrentar este desafío de una manera más eficaz.

  • Edúquese: Conocer los síntomas y qué esperar mientras la enfermedad progresa es muy importante.

    Muchas personas saben sobre los síntomas físicos del Parkinson, pero ignoran los síntomas psiquiátricos, tales como demencia, depresión y alucinaciones.

    En realidad, bregar con los síntomas psiquiátricos es lo que más estrés le causa al cuidador.

  • Evite caídas. Uno de los síntomas principales de la enfermedad del Parkinson es la inestabilidad y las caídas.

    Estas últimas, especialmente en una persona mayor, pueden llevar a fracturas y otras lesiones serias.

    Algunas maneras en que puede ayudar son:

    • motivar al paciente a utilizar su bastón o andador,

    • asegurarse que el lugar donde vive esté bien alumbrado y sin demasiados muebles

    • instalar barras protectoras, especialmente en el baño y la cama, y poner una silla en la bañera.

  • Proveer una dieta adecuada. El paciente de parkinson es muy propenso a constiparse. Asegúrese de incluir muchos líquidos y mucha fibra en su dieta.

    También, preste atención a su habilidad para tragar. A medida que progresa la enfermedad, el paciente puede desarrollar dificultad al tragar y correr el peligro de ahogarse.

    Comida blanda y líquidos sería lo más apropiado en las etapas avanzadas de la enfermedad.

  • Velar la medicación. Esté al tanto que las medicinas para el Parkinson pueden interactuar con otras drogas, incluyendo medicinas sin receta.

    Siempre consulte con el médico antes de empezar con cualquier medicamento.

  • Ayude la memoria. El parkinson también afecta la memoria, así que ponga etiquetas a cajones, alacenas y compartimentos.

  • Cuídese. Los cuidadores pueden fácilmente olvidar que tienen su propia vida e intereses.

    Mientras más tiempo esté cuidando de alguien, más propenso estará a “quemarse” (Burnout). Incluya interacción social y tiempo para usted mismo/a en su agenda.

    Busque ayuda, aunque sea para parte del día. También existen grupos de apoyo para cuidadores.

Tratamiento

Según entrevista en Abril de 2017 a Isabel Cornejo, kinesióloga y directora ejecutiva de la “Liga Chilena contra el mal de Parkinson”, explicó a Publimetro que el diagnóstico de esta enfermedad es muy complejo en sus primeras etapas.

“Cuando ya el mal de Parkinson es visible en el paciente, es más fácil de diagnosticar, pero los síntomas motores previos son muy variados y por lo general pueden vincularse a otras enfermedades y no necesariamente al Parkinson”, señaló.

Esto hace que sea difícil pronosticar y aplicar un tratamiento adecuado a tiempo.

Nuestra recomendación siempre será consultar con médicos especialistas y en paralelo consultar con un Terapeuta competente quien podrá aplicar un tratamiento complementario.

La Terapia del Par Biomagnético, al realizar una revisión completa del organismo en cada sesión, permite detectar alteraciones de origen, antes que se manifiesten los síntomas.

Esto permite ayudar a corregir las alteraciones desde el origen.

Desde el punto de vista de dicha terapia, existen varios síntomas que pueden confundirse con el Mal de Parkinson, que pueden ser corregidos en forma efectiva al detectar las alteraciones que la provocan, usando el campo magnético de imanes de potencia mediana.

__________________________________
Referencias:
https://www.caregiver.org/la-enfermedad-y-el-cuidado-de-parkinson
https://www.elnuevodia.com/estilosdevida/hogar/nota/prevencionycuidadosparaatenderpacientesdeparkinson-939832/
https://www.publimetro.cl/cl/noticias/2017/04/11/de-las-40-mil-personas-que-sufren-de-parkinson-en-chile-solo-15-mil-son-tratadas.html

Carlos Schafer Ramos
   Terapeuta en Biomagnetismo Médico
   Coaching y Mentoring en Técnicas de Regulación Emocional

www.imanesQueSanan.cl
32-314 0890 / +56 9-8628 1329
info@ImanesQueSanan.cl
Atenciones en Viña del Mar y Santiago

Sígueme a través de
    Facebook: @carlos.schafer.ramos
    Instagram: schafer.carlos

Descarga mi eBook gratuito

“5 Pasos para Reducir el Estrés y la Ansiedad”
https://eBook.imanesquesanan.cl

Share this post