Ahora que estamos viviendo una Pandemia que ha paralizado prácticamente a todo el mundo, tenemos más presente que nunca la sensación de vulnerabilidad y el riesgo de enfermarnos, o adquirir una enfermedad grave que ponga en riesgo nuestra vida.
La verdad es que siempre existe la posibilidad de enfermarnos, si es que no somos cuidadosos y atendemos las posibles causas de las enfermedades.
Aquí dejamos una reflexión acerca de cuales son todas las posibles causas que pueden provocar o desencadenar alguna enfermedad en nosotros. Lo bueno de todo es que, no importando la causa, en las manos correctas y con la terapia adecuada, todas las condiciones de desequilibrio o enfermedad pueden ser tratadas y conseguir recuperar la salud nuevamente.
Según mi experiencia y lo aprendido en el estudio de las terapias que yo aplico, se pueden identificar seis posibles causas que provocan algún tipo de desequilibrio en el organismo y que tarde o temprano se traducirá en algún tipo de enfermedad.

Estas causas son:
1.- Entorno Ambiental
2.- Deficiencias en el Sistema Inmunológico
3.- Aspectos Psicológicos
4.- Aspectos Sociológicos
5.- Aspectos Sofrológicos
6.- Aspectos Espirituales

Entregamos a continuación, una explicación corta de cada uno de estos puntos. En las semanas siguientes, tomaremos cada uno de esos aspectos y los desarrollaremos más ampliamente.

1. Entorno Ambiental

El medio ambiente en que nos movemos es el principal origen de nuestras enfermedades. En él se mueven, además de nosotros, muchos microorganismos, algunos de ellos patogénicos, es decir, que causan enfermedades.

Si se dan las condiciones favorables para que estos microorganismos (como virus, bacterias, hongos y parásitos) se reproduzcan en forma desmedida dentro de nuestro organismo, entonces nos enfermamos.

Por otro lado, también es importante atender aquellas condiciones ambientales donde hay polución o contaminación de algún tipo.

2. Deficiencias en el Sistema Inmunológico

Nuestro sistema inmunológico es el que se encarga de defendernos de los microorganismos externos o internos, que continuamente están amenazando nuestro sano equilibrio orgánico.

Cuando se ve sobrepasado por el desarrollo desmedido de algún patógeno, entonces el resultado es que nos enfermamos.

De aquí la importancia de mantener nuestro sistema inmunológico fuerte y vigoroso para conseguir mantenernos sanos por más tiempo.

¿Cómo conseguirlo? Pronto hablaremos en extenso sobre cómo mantener un sistema inmunológico sano y qué debemos evitar para que no se debilite.

3. Aspectos Psicológicos

Las experiencias adversas que han marcado nuestra vida, que provocan traumas y/o fobias condicionan nuestro equilibrio hormonal orgánico, afectando nuestra mente y nuestro equilibrio emocional.

La mayoría de las veces se requiere acudir a un profesional competente para poder brindar un tratamiento efectivo, sin embargo, existen técnicas y ejercicios que pueden ayudar a reconocer situaciones y disminuir el efecto adverso sobre nuestro organismo.

4. Aspectos Sociológicos

Las relaciones interpersonales siempre han sido una fuente importante de posibles conflictos.

Especialmente cuando dejamos temas abiertos y no los abordamos desde el punto de vista de la empatía y sana convivencia.

Cómo establecer buenas relaciones con los demás es un factor preponderante que redundará no solo en buena salud, sino que también en poder alcanzar el bienestar y felicidad a la que todo ser humano aspira alcanzar.

5. Aspectos Sofrológicos

Cuando hablamos de aspectos sofrológicos, nos referimos a la aceptación adecuada de nosotros mismos.

Aquí cobran importancia nuestra autoestima y la imagen que tenemos de nosotros mismos.

¿Aceptamos nuestro físico tal cual es? ¿Nos sentimos disminuidos por alguna condición especial de nuestro aspecto físico o psicológico?

Muchas veces el sufrir la amputación de alguna parte de nuestro cuerpo puede causar un efecto psicológico ó emocional importante en nosotros.

6. Aspectos Espirituales

Los aspectos espirituales están relacionados con nuestra experiencia frente a la pérdida de algún ser querido o la falta de una persona muy importante para nosotros, debido a que ya ha dejado este plano terrenal.
A veces quedan cosas pendientes de resolver con ese ser querido y nace en nosotros una sensación de falta o culpa que tiene un efecto directo en nuestro sistema mental, afectando nuestra salud, debido a que se produce un desequilibrio en nuestras emociones

7. Tratamiento

Para realizar un tratamiento adecuado, es importante tener en cuenta el origen o la causa de la enfermedad, de manera de poder erradicar la causa que la genera.

Dependiendo del origen se busca el tratamiento más adecuado y junto al consultante se desarrolla el proceso de curación que generalmente toma de tres a cuatro sesiones semanales.

Durante las semanas siguientes iremos desarrollando cada una de estas causas descritas aquí, con la finalidad de que puedas reconocer y en lo posible evitar las condiciones que provocan el desequilibrio característico que nos hacen sentir enfermo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat